Colegio Para Todos

Un colegio de todos/as, con todos/as, Para todos/as

Nos preocupa una realidad que se viene observando y denunciando desde hace tiempo: el progresivo distanciamiento, cuando no voluntario alejamiento, de los colegiados/as respecto de nuestra Casa común, fenómeno que solo puede ser entendido como la demostración de que en alguna forma no percibimos ni sentimos, que la institución satisfaga plenamente el papel que le corresponde en la defensa efectiva de nuestros intereses, tanto colectivos como individuales. Y ello merece una detenida y compartida reflexión, en orden a buscar soluciones imaginativas que ponga fin a tan triste realidad.

 

Parece poco discutible que para ello es preciso cumplir dos metas: la primera, una profunda transformación de la imagen anticuada y en cierto modo hasta caduca que trasmitimos, y ello nos exige los máximos esfuerzos para superando viejos esquemas, a la mayor brevedad consolidemos un COLEGIO MODERNO Y EFICAZ, cuya finalidad central no sea otra que la atención inmediata, cercana y efectiva de los colegiad@s, protagonistas principales y centro de todas nuestras actuaciones a los que se prestaran sin demoras injustificadas los servicios de que disponemos con prontitud y efectividad, filosofía de trato y eficacia que dará sus frutos a no lejano plazo, si la respuesta a sus demandas y necesidades profesionales responden a sus inquietudes, legítimas aspiraciones y lógicas exigencias. Insistimos el colegiad@ tiene que apreciar su COLEGIO como propio, y sentirse apoyado y tutelado por el mismo en todo momento.

La segunda meta es promover la PARTICIPACIÓN de todos en la consecución de los fines colegiales, animándoles y pidiéndoles su participación directa y activa en el estudio de los múltiples problemas que nos afectan.

Integrándose voluntariamente en las “Comisiones de Estudio” que a tal fin, inmediatamente se constituirán y dinamizaran sobre cuestiones de extraordinaria trascendencia para nuestro colectivo como son entre otras y sin ánimo exhaustivo el Turno de Oficio, Justicia Gratuita, Servicios asistenciales, Mutualidad, Ayudas para Formación, Conciliación de la Vida Familiar y Profesional etc., comisiones que con la participación de los Diputados que se designen, estudiaran y emitirán su parecer, sometiéndolos a la Junta de Gobierno a fin de que haciéndolo propio, valore e inste las medidas que, en su caso, dichas Comisiones recomienden, o, en otro caso, las eleve según proceda al CONSEJO ANDALUZ DE COLEGIOS DE ABOGADOS o al CONSEJO GENERAL DE LA ABOGACÍA ESPAÑOLA, sosteniendo nuestra iniciativa e impulsando y solicitando de dichas instancias su mejor atención para nuestras propuestas.

Nos preocupa el secular aislamiento que denuncian nuestros colegiados en los partidos judiciales, y las graves deficiencias de todo orden que ponen al descubierto, muy especialmente en lo relativo al uso de los servicios que el COLEGIO ofrece, y cuyas razonables quejas evidencian una discriminación inaceptable. No hay Abogadas/os de la capital y abogadas/os de pueblos; no hay clases ni diferencias, TODOS SOMOS ABOGADOS, y es un objetivo urgente traer a SU CASA a nuestros colegas, estableciendo los cauces más eficaces para conocer sus problemas inmediatamente y adoptar, en su caso, las medidas urgentes para su solución, y a tal fin vamos a desarrollar un plan interactivo que les acerque el COLEGIO, con el decidido objetivo de promover la PARTICIPACIÓN, la FORMACION y el NORMAL DISFRUTE de los servicios colegiales. Un Diputado de la Junta de Gobierno tendrá entre sus funciones, la atención directa e inmediata de un partido judicial, en estrecha comunicación con el Delegado del Partido Judicial, elegido por sus compañeros, y que una vez lo solicite, podrá acudir a las sesiones de la Junta de Gobierno para informar de los problemas y necesidades que les afectan.

Igualmente estudiaremos la posibilidad de dar cursos formativos en aquellos partidos judiciales mas alejados y siempre y en todo caso, acercar a los colegiad@s la difusión de los que se celebren a nuestra iniciativa mediante la técnica de “streaming”.  Una transformación en los términos que nos proponemos exige inexcusablemente, una modificación urgente de los ESTATUTOS vigentes que fomente y facilite la participación de los colegiad@s, entre otras, que se limite el tiempo de mandato del Decano y de su Junta de Gobierno a una reelección lo que facilitará la alternancia en beneficio de todos y, desde luego, como herramienta básica, entre otras, el VOTO ELECTRÓNICO como medio de facilitar la participación no sólo por su utilización alternativa en los procesos electorales sino también para otros fines de extraordinaria importancia como pueden ser entre otros, los sondeos y consultas sobre contratación de servicios en beneficio de los afiliados, servicios que por su importancia y utilidad social, deban opinar los colegiados.

Y todo lo anterior sería insuficiente si además nuestra gestión no queda sujeta al principio de máxima TRANSPARENCIA, que es una de las columnas en que pretendemos en todo momento sustentar nuestro programa de actuación junto con una estudiada OPTIMIZACION DEL GASTO mediante una adecuada GESTION DE LOS RECURSOS, visibilidad que permita a los colegiad@s conocer a través de la Red y demás instrumentos de comunicación que dispongamos, el detalle de los costos, gastos e ingresos de cuantas actuaciones lleve a cabo el COLEGIO y, por demás. cuando las circunstancias aconsejen que los conciertos y compromisos con proveedores exija la exclusividad por redundar en mayores beneficios, ello se llevará a efecto mediante concurso, quedando siempre a disposición de los colegiados el expediente de contratación para su examen, y todo ello sin perjuicio de que el pliego del concurso, en todo caso determine y precise los criterios de puntuación y los mecanismos de impugnación.

Pero también el COLEGIO desde su capacidad y prestigio, debe y tiene que proyectarse hacia la sociedad no solo a la hora de garantizar los importantes servicios que viene prestando en la defensa de los ciudadanos, muy especialmente en lo concerniente a la asistencia jurídica gratuita de quienes carecen de recursos económicos para litigar (art. 119 CE) que la consagra como derecho constitucional de carácter instrumental respecto del derecho de acceso a la jurisdicción (art. 24.1 CE) y que está inmediatamente relacionado con el derecho a la tutela judicial efectiva (art. 24.1 CE), sino también proyectando su presencia asistencial hacia otros espacios jurídicos en los que puede y debe estar, máxime cuando se observa el languidecimiento de instituciones otrora prestigiadas en el ámbito social en que desarrollamos nuestra actividad profesional, pero que por razones que no son del caso entran en declive.

Así en lo que respecta al Turno de Oficio, partiendo de su indiscutible naturaleza de servicio público, es nuestro decidido propósito activar y reivindicar cuantas acciones sean necesarias en la línea de colaboración que viene sosteniendo la Confederación Española de Abogados del Turno de Oficio (CEAT) con el CONSEJO GENERAL DE LA ABOGACIA ESPAÑOLA, muy especialmente para mejorar los baremos retributivos actuales a fin de que alcancen la cuantía que las mínimas exigencias de dignidad de los letrad@s que lo atienden y de la reconocida calidad de la asistencia que prestan exige, suscitando y motivando en todo momento la acción conjunta de los demás Colegios de Abogados andaluces frente a los poderes públicos que deben dar respuesta a nuestras peticiones y, por demás, es nuestro compromiso junto a la debida atención a una formación continuada de los abogados inscritos, considerar cuantas razonables iniciativas se propongan en defensa de sus intereses y apoyarlas tanto en orden a mejorar las condiciones en que prestan sus servicios como de dotar de la mayor transparencia posible particulares esenciales tales como la designación de guardias y asuntos atribuidos, de modo tal que en todo momento y a tiempo real cualquier colegiad@ mediante la utilización de las herramientas informáticas adecuadas, pueda conocer las guardias correspondientes y el número de asuntos asignados a cada colegiado inscrito en dicho Turno. Podemos avanzar que estamos trabajando en la selección de un programa informático que permita una gestión global, objetiva, independiente y, por demás, transparente, que garantice los derechos de los interesados, eliminando todo riesgo de desigualdad o situaciones de privilegio.

Esta Junta de Gobierno además y entre otras iniciativas, va a estudiar y analizar la posibilidad de impulsar en el ámbito de sus competencias, un Centro de Arbitraje vinculado a nuestro COLEGIO adoptando la forma jurídica que se determine de acuerdo a lo dispuesto en la Ley de Arbitraje, y siguiendo el ejemplo de otras ciudades, como Barcelona (Tribunal Arbitral) o Madrid (Corte de Arbitraje del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), en la que los árbitros habrán de ser colegiad@s en ejercicio no sancionados y con una antigüedad que se determinará, y que previamente hayan solicitado su inclusión en las listas de materias jurídicas que se establezcan, acreditando tanto su especialidad y dedicación a la elegida, como al arbitraje, a más del cumplimiento de los requisitos estatutarios, garantizándose inexcusablemente un reparto objetivo de los procesos entre los árbitros, desterrando cualquier atisbo de arbitrariedad o desigualdad.  

En grandes rasgos éste es el COLEGIO que queremos, que necesitamos, que merecemos, pero somos conscientes de que nuestro proyecto sin vuestra confianza sólo será un simple deseo. Precisamos de vuestro apoyo, os pedimos que seáis parte integrante de nuestras aspiraciones, sencillamente porque juntos podremos alcanzar los objetivos que nos proponemos. Y si crees que alcanzarlos es posible, únete a nosotros.

¡Danos Tu Confianza y Haremos un ICAS mejor!​